viernes, septiembre 09, 2016

Me aterra mi corazón




Sometimes I’m terrified of my heart; of its constant hunger for whatever it is it wants. The way it stops and starts.
                               —  Edgar Allan Poe

Me aterra mi corazón
Me aterra su hambre insaciable
Qué es lo que quiere?
Qué quiere usted de mí, Señor Corazón?
Que no sabe que exploto de sentir?
Que no sabe que cada pequeño detalle,
cada mirada estrellada, cada gesto casi impalpable, cada parpadeo de labios, cada  relamer esos huesos, cada dedo que se desliza o escribe, cada vibración del respirar
me toca?
Es mi corazón?
Es mi cuerpo?
Es adentro, en el alma? 
Qué es, dónde?
Qué es tanto que me cuesta respirar?
Me aterro
Señor Corazón
Usted anda y anda
Yo no sé 
Nada
Me despierto con sed
Agitada
Me enciendo hasta que la piel
Es ámbar, mi pelo rojo, ardo
Produzco agua, catarata
Salpico, espumo
Revuelvo, agito
Me enojo Señor Corazón
De verdad, le digo 
Es usted el culpable? 
Se venga usted de mí? 
Hay algo extraordinario en todo esto
Tan cierto, brillante
tan prístino
Es aterrador cómo se puede acelerar
la sangre, el tiempo
Cómo se puede ser otra y otro
Desplegar un mundo entero en el enlace magnético de dos
Hacer llover, calentar, un cambio climático global
La intensidad sube, son picos altísimos
Montañas cuyos bordes desafían el yo
Allí subo sin esfuerzo
En un cerrar y abrir
De todo
En un cerrar y abrir
Bocas, huecos, ombligos de mar
En un traspaso de fluir, compuerta abierta
La gran O, la inacabable A
El rugido que desata
Entra y sale
La transformación
La erre que quiebra cualquier dureza
En la carne tierna una huella, tan la brisa tenue de un suspiro, una pestaña en la mejilla, en el vientre estirado
Impacta meteorito
Entra y sale 
Estruendo
Ruptura de tormenta 
Rayos y centellas desparramo
Es un escándalo el tronar 
El arrebato
De estos cuerpos.
Usted me entiende Señor Corazón?
Ya no lo escucho si no estoy
con él
Se congela este pecho
Se deshacen los brazos 
Un lago sin sentido, plano, ciego de sí
Reflejante, nada más
Bello, nada más
Qué delator el sentir
Cómo se vuelve
Contra cualquier piedra
Sentido
Cómo produce usted tanta obra
Caos, descontrol que enhebra en latidos
Cómo intento traducir yo
Si esta percusión no cesa y expande la marea
sentidos irradiantes, multiplicación de alimento, de lenguas
Cómo decir digo
Si se besan aguados, se tornasolean de colores que al ojo son varios, indefinibles, continuo arcoiris que aletea
Cómo seguir las letras si abren ojos
A granel a mares lo poético es
una pluma de pájaro
Desprendida en el cielo o de él
Pluma de nube
Inusitada forma plural
Impulsada 
El viento que bien podría sonar
Musical
El corazón bien podría aterrar
Unir cielo
Y esta tierra.

km. 2016

Buscame en París


Te dije
Estoy ahí
Te dije
Buscame en París
Cómo puede ser que no me hayas visto?
En la librería extranjera
(así son las verdaderas librerías, tierra franca, lenguas múltiples, distintas galaxias confluyendo aleph)
una tarde temprano el sol
bañaba el frente y llegué
perdida aluciné que entraba a casa
alguien había abierto mi cabeza, había jugado
a que exactamente sucediera
ese lugar, hogar de mí
libros cubriendo las paredes
libros que me abrazan
libros que caen acá y allá
se arrojan al abismo fuera del estante
más lejos, qué hay
libros me rodean me hablan silenciosos
susurran suspiran
sabés? son tan atentos!
Te miran esperando
letras abiertas, tapas dispuestas
ilustraciones que brotan y refrescan
libros antiguos como tesoros de piratas
ocultos tras capas y capas de libros que custodian
alardean de su saber, médula y corazón
volumen rematado en borde de oro
mayúsculas capitales ornamentadas
iluminación de arabescos entrelazados, flores de lis, frutos maravillosos, árboles, bosques enteros plasmados a tinta
ese perfume
mmmmmmmmmmmm
imprenta vieja, imprenta nueva
humedad de hojas que ansían ser despegadas, ahí
ahí mismo
no tengo dirección
ahí permanezco
a la mañana temprano apenas la luz quiebra la oscuridad biblioteca que sueña
los rayos entrando haces por la ventana
flotan las pelusitas, diminutos dientes de león
muy temprano
como si una fiesta iniciara con el día
me levanto del libro que soy
acaricio un piano viejo que no sé tocar
suena a pájaro escondido
busco mi cuaderno y postergo el café
pienso que debo escribirte
quizás te guiaste por un mapa
pero así no llegás a París
este país luciérnaga, farol letrado donde estoy
donde leo
donde espero tu hola, tu elección de papel
una carta manuscrita
de puño y letra
un poco de tu aliento viajero
para saber si estoy también en otro lado
si vivo desapareciendo entre libros
o cómo hacemos
para encontrarnos.

km. 2016



viernes, septiembre 02, 2016

Hoy AmorAtada en Casa del Bicentenario


somos narcisos y vamos a morir
no es justo
para vos
mi caso es distinto, estoy acostumbrada
suelo morir “cada una determinada porción de tiempo”
soy la señora de lazarus
muero viva, ando muerta
“no como, no veo, estoy descompuesta”
enamorada le dicen
amoratada
hay un adentro que nadie intuye
o quizás vos       o vos             algún espía
el maremoto sube y baja  (es mar adentro, nunca lago, no hay estanque)
lo automático es primer plano
amoratada
respira, late, respira
agita, oye: 
                            oigo          oigo        oigo en tinieblas
detrás de las paredes
montañas
en la oscuridad hamletiana
oigo las voces  
y me lleno de música para olvidar 
cómo seguir
sin herirte más, no otra vez, no
es inevitable
somos narcisos y vamos a morir
te voy a romper: espejo, lago, 
te voy a pinchar
no el dedo, no el corazón
no los ojos
te voy a pinchar el globo
ese transparente que tenés
Fantasía Inmensa
bruja, dirás
mala, dirás
puta puede ser
pero dijiste
loca
sos loca y no sé
tanto no me gustó
porque no se lleva así nomás
hay que juntarse a la mañana
agarrarse las partes, atornillar la cabeza
poner en funcionamiento 
las piernas, los brazos
adquirir identidad
ser esta persona operativa
ser social
ser madre, esposa, escritora
sos loca, decís,
no
no lo digas con ligereza
no lo digas como decir
sos linda o me gusta tu pelo
no lo digas porque lo loca es el punto ciego
                      vidente de mí                               (¿dónde estás? raspo estas paredes)
el pozo que excavo en lo real para respirar
la trama que tejo para inventarme
sobre este cuerpo que anda y me quiere
tan novio que resucita
cada vez que lo mato. 

km. 2016, AmorAtada por Viajera Editorial.


martes, agosto 30, 2016

Luz perfecta


Tus palabras se pierden en la cámara
una posible traducción
una situación perfecta
para esa cita
luz perfecta
para decir y que escape
cámara encendida
foto
me corriste no entendí
clic
perfecta
vos tu inserción
luz
me corriste
clic
destellante
ahí estaba el poema
me tocaste lo sentí
perfecta
naranja
luz
ahí estaba el poema del poema
clic
versión ahora
en carne propia
el impacto que encandila
un segundo vorágine
te vi
para qué sirve la poesía preguntan
me río
clic
para qué
pues bien, helo aquí
esa caricia que te abre los ojos en Oh
quedé extasiada
Aaaaaaah
el cuerpo volvió a mí
(siempre afuera él)
(pensamos que sentimos)
(tan tonto, inerte)
tus palabras no entran en la cámara y no se pierden
la foto está sorda, muda
pero esta vez
tus palabras no se pierden
vienen directo a esta piel que alucina
vienen como potrillos relumbrantes
no se pierden aunque se deshagan en el aire
puro oído que vibra
soy
intensidad
luz en el cuadro
perfecta
sale de tu boca
directa flecha
suculenta
tu lengua oculta se despliega
en la nada que respiro
teje un poema tenue
partículas de sonidos afelpados
nubes transparentes de amor
para mí
aliento
dedicado 
un segundo
aliento perfecto
clic
me sacaste de la escena
poesía
luz
para qué sirve
lo que te hace volar.


km. 2016, sobre un poema de Ted Hughes, The perfect light, y un momento perfecto. 

sábado, agosto 27, 2016

AmorAtada el 2 de septiembre!

#AmorAtada, Viajera Editorial se presenta el viernes 2 de septiembre a las 19 horas en la Casa del Bicentenario, Riobamba 985. 
Ufffffff lo lindo que va a estar! Te súper espero! Bolare absoluto 💛💜💛💜💛

viernes, agosto 26, 2016

Te doy mi lengua


No sé otra forma
Escribo
No sé otra manera
Te escribo
No es poesía
Te escribo
Te escribo
Quizás pueda hablarte
Pero cuando te escribo, te siento
Ahora pienso o imagino
ya que hablo de escribir
que hay algo de libro en mí
me dejo abrir completamente
un libro bien pegado de esos que podés
hasta dar vuelta
llevar a la cama
doblarlo todo
un libro bien encuadernado que no
se deshace
huesos firmes, contundentes
voz clara
te susurra a la noche sus letras
te dice
te dice como un espejo encantado
te toca
te cubre 
te suelta la lengua
un libro bien armado con episodios
inesperados
tramas que dan vueltas, se complican
Habrá deus ex machina? Justicia poética?
ya no me importa esta analogía
que parezca soberbia, no importa
mal que me pese
no soy libro ni escritura
ni siquiera me puedo
leer
solo detalles, puntas aparecen
¿viste esos libros con colores, tan brillantes, quizás alguna mínima, preciosa
ilustración, una letra capital
iluminada, el borde de la página 
oro, el papel suave, ahuesado, ese perfume
de los libros que se abren para vos?
Se abren
Siempre vi esa imagen
pájaros, mariposas, libélulas 
siempre me pareció
que los libros volaban
Vuelan
Me llevan
agitando toda su estructura
casi deshaciéndose en el aire
que las letras se caigan, se muevan
que digan cada vez otra cosa, sí
sí, cada vez que leemos
cambia
la metamorfosis invisible de la misma frase
dice distinto
te dice que sos
transformación latiendo 
segundo a segundo
letra a letra leída
escrita
hormigas que deambulan en un jardín de maravillas
niñas perdidas a conciencia
curiosas
un reloj que marca momentos sin cronos
maneras de vestirse con apodos
descubrir el sobrenombre perfecto que te trae
cuerpo entero
vidente
vibrante

No sé otra forma
Te escribo
Te veo
Te llamo
Te doy mi lengua

km. 2016




lunes, agosto 22, 2016

AmorAtada en la Casa del Bicentenario 2 sept



Viernes 2 de septiembre, presento #AmorAtada, volumen 2 de Amarillo (amar y yo). 
Estoy felizzzzzzzzz porque habrá música, danza, lenguas:
*Yuye rapea un poema del libro
* Maria Paula Robles y Gaston Re bailan, coreo de Gustavo Carrizo
*Las letras resonarán en italiano y francés con Julia Mariotti y Eduardo Adrogué
*Javier Pizarro interviene un poema y habrá otra sorpresa
*Gabriela Oyola en visuales preciosas
*Sofi Tagle se anima a diseñar con sus dibujos y palabras amoratadas. 
Ni hablar de las personas brillantes y queridas que están en todo esto, vamos Viajera Editorial 💜💛💜💛💜💛💜💛🌟✨⚡️🐾

Sumáte al evento!




domingo, agosto 21, 2016

Alguien que no sos vos


Alguien que no sos vos me invita a cenar. Alguien que no sos vos, enmarañado de celos, quiere imponerse en la salida, no me deja ir, me están esperando logro decir, pero me retiene un discurso de amor dirigido a otro. 

No estamos donde tenemos que estar.

Alguien que no sos vos me abre la puerta del auto, la música se trepa a mi cuerpo, me posee, me abraza, alguien me recibe con sonrisa y destello en la mirada -no sos vos- me pregunta a dónde quiero ir, de qué tenés ganas.

Me escucho responder que vamos por el plan original, ese que intempestivamente surgió, lluvia de verano anticipada -no estamos donde tenemos que estar- vamos a ese lugar que preparan mariscos, me encanta la propuesta y para adentro pienso qué exótico el fruto de mar, qué textura tan sexuada, qué sabor tan intenso -como el tuyo, pero no es- un perfume inevitable de profundidad de arena, de viento salado, de tintas oscuras que se esparcen en la lengua como olas -te acordás de tu mano en mi vientre y vos convocando olitas, capitán de mi cuerpo extasiado, yo incrédula, te dejaba hacer- me bañás completa en aguamar, me lamés.

Alguien que no sos vos me conversa tan lindo, me hace reír con la historia, le pido más y más, pregunto, me conocés, quiero el detalle porque veo la escena, mientras ese alguien habla lo veo hablar y actuar, con otra vestimenta, con la luz adecuada, en un baño mínimo con una novia atormentada y una botella de whisky, en la tranquera de una gran casa, viento verde, olor a césped y un celular que suena insistentemente, una bomba que espera ser explotada. Ese alguien tiene el corazón roto y reparado, me lo brinda sin especulación -no es el tuyo-, joya guardada que me engalana, que quiero lucir.

Alguien que no sos vos me dice elegí el vino, pero no sé tanto, insisto ése que te había gustado cuál era, miramos otra vez la carta como si fuera un mapa indescifrable y lo es, porque ahí se dispersan los sabores que aún no probamos, las combinaciones arriesgadas, los manjares a los que hay que animarse -qué haré.

Alguien que no sos vos me saca por un rato de este mundo, donde las miserias personales parecen bolsas de basura que nadie quiere levantar y empiezan a pudrirse en la vereda o en la puerta de entrada o peor, al lado del tacho. A mí no me molesta deshacerme de las bolsas, las puedo acarrear, hacer varios viajes, pero no sigas acumulando, no sigas metiendo a presión.

Alguien que no sos vos me corteja, me cuida, me dirige una mirada cómplice, quiere seguir de paseo conmigo y yo también, pero no puedo evitar extrañarte, pensar qué rara es la vida, cómo se las arregla para dejarnos sin articulaciones, en pelotas, pura carne desparramada donde la razón es un relato que armamos para adquirir sentido, porque casi nada lo tiene. Nada. Las cosas, animales, están ahí. 

Alguien que no sos vos, cómo podría serlo, serte, cómo podría. 

Lo sentido en mí permanece: playa onírica mordida, acariciada, orgánicamente desafiada al vuelo, a no apoyarme en esta tierra:
           estoy enamorada, qué desastre.