Entradas

No hallo posición

Imagen
Me doy vuelta, no hallo posición. Giro de nuevo. Sé que no estoy sola en la cama. Algo respira. No hallo posición. No quiero pensar, no quiero pensar, si lo hago, me despierto. Algo late. No quiero abrir los ojos. Hay una luz que se cuela aún con los párpados pegados, apretados. La oscuridad nunca es perfecta, solo en el momento primero cuando irrumpe, de pronto: plano negro, corte, negro, corte, oscuridad pura. No quiero pensar, algo me incomoda, qué es. No voy a abrir los ojos. Trato de acomodar mis manos, giro, quedo de costado, los dedos se deslizan como gusanos, toco algo. ¿Qué tengo en el pecho? Hilos? Sopapas? Ahora me examino, veo poco, pero me encuentro llena de cables, algo me monitorea, está conectado a mi corazón. Los latidos se aceleran, no puedo librarme de esto que está adherido, pegado a mí. La piel tira, cruje. Desde el pecho una vibración insoportable se irradia, electriza mis brazos, mis piernas. En en centro de los pies siento clavos. Y la electricidad se vuelve do…

Esplendor

Imagen
Esplendorme llevaste en la ruta había una luna rojagiraba a nuestro ladogirábamosEsplendorde un costado la luz concentrada en un ojolos tuyos centellas líquidaslluvia de diamantes, perlas, cada parpadeoEsplendorun manojo de emociones inciertas llevo en el cuerpoembrollado, pegadoy sin embargo me detuveen la ropa interiorEsplendorme das la manome llevásme gusta cómo te abrís cómo dasla fascinación por el solaunque a la noche te encante desparramartecomer rico y calientejugar en la camacubrirte los piesEsplendor desataste en mí un nudoestaba aflojando tan lento, rugosometiste mano precisala punta un tirónpuro placergirégiramosEsplendormanojo del ríofloresesparcidas en las sábanasfui, soy, de qué coloreste caudal de flores repentinasrojas, violetas, blancas¿Qué es de pronto este jardín inmenso que nos rodea?Cómo surge de mi pie este pétaloesa orquídea salvaje ¿es tu cara?Cómo es posiblela luna era rojainmensanos miraba EsplendorCómo es posible, dónde estamosparpadeote veo radianteentre h…

yo desnuda en tu voz

Imagen
Voy leyendo tu poesía y revivo cada letra se abre, es túnel al final te veo con perfecta nitidez hablando con total convicción en ese tono enfático, articulado que adoro tus palabras llegan a mí como perlas desgranadas de un hilo invisible yo desnuda ellas me recorren sin pudor suaves, contundentes, irisadas casi puedo reflejarme en esa superficie tersa yo desnuda o vos me mirás así como si tus ojos zafiro pudieran tocar debajo de las prendas volátiles, encaje y puntilla debajo de los breteles y cintitas cada forma de mi cuerpo como si tus palabras perlas tendieran un collar larguísimo cayendo en mi espalda hasta el final sobre la redondez más profunda que se mueve con lentitud hacia donde estás. Seguís hablando, un círculo de personas te escucha atentamente movés las manos, te reís, una sostiene una copa que agitás con delicadeza te reís, estás en tu salsa, revoleás las pestañas y los dedos se mueven como si tocaras un piano mínimo que sigue el compás que marcás en el aire voy leyendo tu poesía y cada vez esto…

Mar de Iroise

Imagen
Veo en la pantalla cómo en Bretaña olas gigantes crecen hasta cubrir totalmente un faro en el medio del mar de Iroise (iruassss, fijáte cómo suena, iruassssssss, dejá las terminaciones reverberando, dejá al francés en tu boca, sentí en la lengua, mar es femenino en francés, la merrrrrrrr). 
Es una tempestad. Es un espectáculo.Son olas absolutamente atemorizantes, fuertes, altas, espumosas, tanto que cubren por un momento todo el faro, mi única referencia para darme cuenta de lo brutal de esos golpes terminados en nubes pulposas que deshacen lo que tocan.
Un viento te borra la cara, puedo imaginarlo. No lo siento. Todo es plano acá, donde estoy, todo es seguro en esta pequeña pantalla de celular. Mis ojos reponen volúmenes, me dan perspectiva, pero estoy tan lejos, estoy tan cubierta, a salvo de lo que será problema, complicación, hasta posible desastre para Bretaña. En esta lúcida pantalla, es espectáculo. 
No puedo dejar de mirar, pero empiezo a sentirme nauseabunda. Algo de la falta de…

Kintsugi o Kintsukuroi para Eugenia

Imagen
Quiero regalarle a Eugenia dos palabras hoy, son japonesas, las traje del Lejano Oriente especialmente para ella. Para vos. Kintsugi(金継ぎ)(Japonés:carpintería de oro) oKintsukuroi(金繕い)(Japonés:reparación de oro) es el arte japonés de arreglar fracturas de lacerámicacon barniz deresinamezclado con polvo deoro,plata oplatino. Involucra una filosofía que ve las roturas y las reparaciones como parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse, y además la reparación realizada embellece el objeto. Tu libro Fragmentos del fin es una pieza reparada, pegada, cosida o remendada con oro, pegamento o hilos, es un libro que habla de la rotura, de la ruptura, y muestra todos su quiebres. Los versos se parten, se deshacen, a veces dos en una hoja, otra vez se dispersan buscando un dibujo, otra vez se vuelven prosa. ¿Cómo decir lo roto? ¿Cómo decir lo que muere? Estamos vivos. Y nos rompemos. Estamos vivos, y un poco morimos, cada día, sí, pero también parece que m…