Entradas

El caballo impertinente

Imagen
Me subo a un caballo, todo parece tranquilo, incluso inmóvil, como si fuéramos en una calesita pero con animales de verdad. Está el caballito marrón, el alazán, el manchadito, el blanco, el grisáceo. Van en fila. Lentos, cansinos, con esa mirada que no se sabe qué enfoca, oblicua y hasta temerosa que tienen los caballos. Van en fila, derecha, izquierda, derecha, izquierda, en fila. De pronto, el mío corta camino, se adelanta rápido y se pone al lado de otro, se acerca mucho, sujeto la rienda pero no me hace caso, tira un tarascón, va directo al cuello. Relinchan, el mío corcovea un poco, creo que voy a caer, se mueve mucho, pierdo un estribo.En un segundo irrumpe el chico gaucho que controla todo y lo acomoda. Me dice: más fuerte la rienda, agarrala más. Cuánto hacía que no montaba? Ni me acuerdo, siempre fue en esa calesita en fila india que los animales conocen, y que también saben romper, porque a veces se cansan, o tienen hambre y se detienen a pastar, se van del camino hacia el b…

El punto ciego

El apunte sobre el presente lo destroza, como si arrojara una piedra a un estanque calmo, tan liso como un espejo. O me tirara yo de cabeza a una piscina prístina, peinada recta por el aire inmóvil. De inmediato, es pasado. No, no viviría nunca de esa manera. No se trata de una oración condicional o personal. Quiero decir: no se puede vivir así: escribo una línea: no estoy ya en el tiempo. Como si fuera lanzada a-fuera del presente? al futuro? pero eso dónde está? La plena incertidumbre. El pasado es lo que acaba de pasar, (anterior a la coma, al punto, a la piedra, a la cabeza) ni siquiera puedo darme vuelta a mirar, es al costado, un poco más atrás, imposible verlo. Lo hallo pegado, no tengo ángulo de giro, no hay perspectiva. El punto es ciego. Ese intersticio donde sucede lo inapresable, cunde el resplandor, la maravilla o la tiniebla. Ahí lo que no se dice, lo que no sé, no encuentro palabra. Te excavo, punto-pozo-ojo, meto la mano, una y otra vez, me hundo. Ahí el corazón invisi…

Puedo verte relucir

Imagen
Dejé Buenos Aires, lo que siento es un estribillo: 
no te aguanto más, te extraño como loca. 
Tu calor me asfixia, pero tengo Guarida con aire y podemos leer de un tirón Aullido, hablar de grupos literarios, imaginar a Kerouac con su cigarrillo eterno al costado de la boca, precario equilibrio, mientras anota en su cuaderno manchado lo que será On the road. 
Puedo verte relucir pese a todo.
Pasé una noche de fiebre alucinada. Las sábanas eran mortajas mojadas. 40 grados Buenos Aires. No podía abrir bien los ojos y mi única preocupación era cómo iba a leer.
Puedo verte relucir en el fuego del verano del cemento. 
Ahora, en la ruta (así lo habría titulado yo), el aire es fresco y cortante. Toda mi ropa está mal. El cuerpo se comprime y respira. Abre sus bocas, quiero aullar. Puedo verte relucir sólo con tus ruidos, editemos las palabras, a veces por ráfagas, venenosas.
Queda Buenos Aires el jardín, te lo encargo sin límites“with the absolute heart of the poem of life butchered out of their own…

Olvido

Imagen
Quién sabe por qué me acordéde esa vez que caminábamos y empezó a lloviznarsalíamos de Cortázar, era gris plata el cielocargado, voluminosoabajo, yo, me sentía librelo nuestro estaba destruidote habías encargado racionalmente decisión tijerame sentía libre, un poco heridaquién sabe por quérespiraba tranquilala tristeza se había deshechoestiradael punto suelto de un tejidotiré y tiréhilo de lanaroja, suelta,lista de nuevo para trastocar. 
Mi paraguas estaba rotoconfuso y algo desesperadovos no tenías, solo mirabas,hablabas sin parar de cualquier cosa(como si las palabras pudieran tapar la intemperieexiste con resolución) en el medio de la avenida lo abro————————-(el presente me invade, lo toma todo,en este instante no hay recuerdolo invento, lo vivo, estamos, por última vez, caminando)te muestro y me ríoEsto no sirve másNo quiero nada que no funcione, y que encimano sea lindoalgo que parezca cubrir y decepcione(las palabras, pienso, no pueden cortar)mirá cómo se abretodo chueco (las pal…

en la escena final

Imagen
En la escena final se caen todos edificios rascacielos al pisouuuuuuuuuhStopbatería y ruiditosTu voz empieza a gritar Where is my mind? Tu cara se deforma, tu boca se vuelve de lava, ondula, se arrastra, se estira serpiente de fuegoÉl tiene la cara perforada, la mejilla es un agujero, la bala entró y salió, sangra a lo locoElla parece un dibujo de Tim Burton y está bien, muy atinado, en la vida real es su esposa (también yome enamoraría de unaHelena así)raquítica, no importa lo que lleva puesto es siempre una mezcla de harapo y lujo, volado, tul, encaje, transparencias en un cuerpo que parece elástico, que espuro ojoÉl acaba de matarse, pero sigue vivoÉl mató a su otro yo, mejor amigo le había enseñado a pelear, a revolucionarse de su propia nada, cómoda como un sillón nuevo pedido a domicilio por catálogoYour head will collapse But there’s nothing in itEn la escena final se derrumban desde los cimientos todos los edificios, las estructuras estallanEllos miran, como en una película, c…

escribime

Imagen
Escribime un poema decís y me trabo escribime un poema digo y nunca aparece escribime un poema de amor y nada escribime un poema de algo escribime un poema escribime un un - - - - —— no sé  me trabo escribime a mí aunque sea un tonto deseo tanto? tanto que no hay en el cuerpo no alcanza si me trabo escribí rápido colibrí tus deseos en mí cuerpo escribí cuerpo, escribí escribí escribí cuerpo  escribime ya en cada trazo una infusión nueva sangre fervorosa escribime la escápula, el glúteo, el plexo solar que mi pezón sea un punto y aparte los huesos líneas a revelar el ombligo inicie una enumeración dos puntos, abajo seguí abajo escribime la inmensa lista de caricias y palabras nuestras no hay diferencia palabrascaricias son sí seguí, no dudes escribí no pienses escribí cuerpo apalabramey en tu escritura abrí el surco por donde pueda aparecer yo que me trabo yo que me ato yo que no soy lo que pedís no soy pero te gusta más escribime acá seguí hay lugar  me tocó este cuerpo me tocaste mío, tuyo cuerpo transformable, maleable, enérgico cuerpo textual …

Descabezada

Imagen
Foto Diane ArbusRecorro las góndolas del súper como si fuera la mujer descabezada es muy poco lo que necesito y el changuito se vuelve un despropósito de acumulación nada me gusta y todo parece casi igual ni siquiera el alivio del mismo producto alineado perfectamente, líneas coincidentes en sus vértices  colores continuados que generan algún patrón no, nada de eso no hay foto posible de un esteta Andy no, más se aproxima a una zona de guerra arrase, descomposición, el ruido ambiente cortado por anuncios  niños perdidos: caja tanto súper ofertas: picada especial, sandías por dos, muebles de jardín la mujer descabezada anda sin preocupación  la cabeza ha quedado en una bolsa de verduras la pesaron, le pusieron su precio y la inflación una vez más demuestra ser increíble.
km. 2017