Diluvio de mí


Al fin te puedo llorar
me duele todo el cuerpo no era necesario
morir así
me asaltan los martirizados, esos seres incomprendidos
no era necesario
san sebastián o santa bárbara
tanto flagelo tan miserable
tanto barro para ensuciarnos
no era necesario
esta bajeza
te quitaste la vida conmigo arrancándome
de cuajo 
un pedazo de hueso
me duele la garganta de tragarme estos gritos y no había
agua
seca
hasta ahora
pétrea
desierta
ahora
te puedo llorar como si estuvieras
muerto de verdad
esto es mucho peor
tu ilusión de control
tu soberbia
pensar que sabés lo que necesito
por favor!
nunca entendiste la gracia 
hundirte así!
ahogarte respirando el pantano
tocar un fondo infectado
cómo podés creer
no era necesario
mi corazón partido 
puede latir como nuevo, reloj
bomba de tiempo
corazón piedra se vuelve 
el príncipe feliz de Wilde siempre me impactó
tan majestuoso dio sus joyas 
los ojos rubí, la piel oro, todo lo que brillaba regaló
para alegría
alimento de otros
solo de plomo el corazón
quedó
solo de plomo pesado
abatido
permaneció 
escarnio de palomas irrespetuosas
ni príncipe ni feliz
ahora
soy de plomo 
pie de plomo dicen
andaré?
cómo seguir?
siento plomo pero no tengo
apoyo
cómo pudiste así
empujarme de esta manera
correr el piso como una alfombra
caí
inexorable
plomo
peso muerto
sin llorar sin ojos 
duele la falta donde hubo
ese beso que no terminaba
ese abrazo quitapenas
excavaste un pozo
lodazal pegajoso, arruinante
voy a llorar hasta limpiarme completa
hasta sacarte de mis cuerdas vocales
de la membrana de mis tímpanos
voy a llorar hasta hacer crecer verde en esta greda inerte
voy a llorar hasta ver flores
voy a llorar este diluvio de mí
que me ablande la carne como ropa mojada
en el pasto que hice salir
me tiendo
a secar
respiro el sol.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy