Dedicatorias #70. En la mesa


Sí. Quiero compartir todo. Sí. No sé qué hacer, no sé cómo. Quiero tanto, no sé dónde meterlo, se cae de mis huecos, se desliza por mis dedos, se desprende de mis pelos. Ni qué, ni cómo, ni dónde, mucho menos, totalmente inasequible, por qué. Irreverente, inconducente la pregunta causal. Esto irrumpe. Y ya. No hay solución. Irrumpe inundación, terremoto, incendio. Irrumpís paraíso. Después de romper el espacio de mi cuerpo, campo en construcción, me preguntás si te veo aunque no estés. Si te aparecés en la mesa donde alguna vez almorzamos y nos comimos, nos devoramos golosos, niños, ávidos de postre. 
Sí. Estás en mi mesa, en mi lengua adherido, este gusto que relamo, felina, y me estremece. Estás en mi mesa que se tiende cual cama, camarote abordamos y rompemos todo, platos y copas, todo, levamos anclas. Somos nuestro alimento, tendidos uno para el otro, sazonados para que la lengua estalle, al fin, de sabor, de viaje sin saber, lengua bífida la nuestra, vuelto rodeo sin traducción, aventura que brilla y quema, que nutre. 



km. 2015 #dedicatorias

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy