Dedicatorias #62. Este ofuscarme


No sé cómo verte sin ofuscarme.
Según la RAE, del latín offuscare, 1. tr. Deslumbrar, turbar la vista; 2. tr. Oscurecer y hacer sombra; 3. tr. Trastornar, conturbar o confundir las ideas, alucinar. 
Date cuenta: fui exacta, la precisión multisentido, mi última traducción antes de que la máquina mental tronara. Ofuscarme: me enciendo y me apago a la vez. Of(f) a la sintaxis. Como un cardumen de peces pequeñísimos, dorados, las ideas huyen veloces, en un segundo las objeciones maceradas desaparecen, maderos de un barco destruido. Quedo a la deriva en el mar caribe de tus ojos, transparente, con los rayos del sol atravesando mi cuerpo sumergido, sireno, entibiado. Me ofusco. Cuerpo alerta, abierto, tembloroso, cuerpo expansivo hasta tocarte, piel de gallina o escama de pez agitada, frío calor, cuerpo aleta que se mueve por dentro en tropel, horda de hipocampos salvajes, desbocados, trotando impulsados por el deseo de qué, de vos, de un nosotros que se arma fugazmente tan fuerte, tan entrañado, tan imposiblemente empotrado al abismo. Cada segundo es el vértigo de mirarte, escucharte, verte sonreír, apenas rozarte, apenas hacer sonar nuestras rodillas y querer tanto que no entra en el pecho, en el aire que respiro, en la garganta que no puede pasar bocado. Porque es tu boca nada más lo que podría sacarme el hambre, nada más que eso tu boca en la mía completa yo en la tuya completa, perdida en tu boca abocada a la pérdida de todas las palabras vueltas suspiros, puro ruido, el sabor húmedo, sabroso del agua que en oleadas choca contra las cúpulas del paladar. Gustarte en la mirada clavada, verte verme, cómo me paladeás tierno, suave tanteás mi hueso y yo sin poder decir, ida por un sendero de piedras que tracé para no derrapar, tropiezo y caigo, harta el robot humano que no soy, que no puedo ser, caigo, me enojo, me ofusco, caigo. Me hago sombra, quiero quedarme ahí, cómo si fuera posible un escape al sentir luz. Turbada, sí, me ofusco, azorándome, se ve, te alucino, entonces somos un concierto de lumbres titilantes, a pleno día, y nosotros refulgimos en el cielo confuso, acabándonos.   

km. 2015

Comentarios

Ju dijo…
hermoso

como siempre.
Ju dijo…
hermoso

como siempre.

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy