Dedicatorias #32. No puedo

32.
No puedo hablar.
Te miro.
No puedo hablar.
Respiro.
Suspiro.
Me estiro.
No puedo hablar.
Sigo mirando tu mirada.
Por momentos no. Por momentos bajo los ojos como si pudiera esconder esta desnudez del gesto.
Decir que es tanto lo que asoma, que no creo que puedas oracionarlo.
Los instantes clave de la charla son pura confusión.
Estruendo de silencio.

Te dedico este (h)uso de la lengua que calla, blanco de hueso, hilo sedado de amor.

km. 2014

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy