Contra la pared

 


A ver, es verdad

que construís una pared a tu alrededor.

No una metáfora, una pared de palabras

bien dispuestas, paralelas, duras, simétricas. 

Nunca sé qué está pasando

en ese departamentito tuyo

armado por una cabeza descompuesta

por un corazón sin rumbo.

No quiero juzgar, no, lo hago

sólo me parece que no está bueno 

perderse cada momento

cada droga de noche a tu alcance

no está bueno

que así juntes coraje

destruyas todo a tu alrededor

tirando bombas tras el muro

como país conquistador

no me parece

que me observes tanto

que vigiles mis pasos

y elijas tu presa según el criterio

que forjé? rompiendo un hecho, un pacto?

que no se toca

ni se ve.

 

¿Es demasiado? 

¿Soy puritana, hiperbólica?

¿Soy histérica de comparación? 

¿Deliro?

¿Qué me pasa?

¿Estoy celosa? 

 

Te veo alejarte sin remedio

cada vez más lejos en el mismo espacio

muralla china

y mi boca está sellada

o habla una lengua que ya no entendés.

Te veo anestesiar el dolor, la sombra, el vacío

lo otro que sos

te veo inyectar mentira coherente

actuar, tener discurso

perder cada vez más 

sentido

relumbrar de pasión

restás el andar 

y no movés 

la ficha cae igual

duele más 

sobreviene

afuera

duele como parir

adentro

parirse es lo peor no termina

nunca

nunca

nunca 

y vos lo evitás para ser feliz

para ser

qué 

 

Como ver un avión despegar

marca Destino Final

va explotar, lo sabemos

van a morir, lo miramos

lo esperamos, deseamos con morbo

una trama género barato

un final punto y a otra cosa, ya fue 

final fácil de género

si fuera así… pero no 

la vida es otra tela

ropa sutil de nuevo emperador

desnudo y engañado

listo para ser 

cada vez

humillado

otra vez

en multitud.

 

Y vos lo evitás.

 

No es posible, ¿sabés?

 

Aunque esto de estar en el mundo sea lo único que tenemos

tememos

igual

no es posible

buscar de frente

entero lo completo

el amor, la lluvia o el mar, 

el sol perfecto degustado en el horizonte

o la luna amarilla y gigante

alguna vez

en mi Abasto sur

en mis torres

un bebé se duerme 

plácido en tus brazos

o respira suave

late hipocampo

o te mira comiendo los ojos, tu aliento

o ese gato que es puramente tuyo

casi perro mágico

te lame

o un abrazo brujo borra lo malo de un tirón

nudo de afecto

no es posible, ¿sabés?

buscarlo como hacés, por objetivos

no no no

no se puede

no

te va a doler no encontrarlo

(duele cada segundo, cada letra)

no se busca.

 

Ojo:

tampoco es posible

no buscarlo

vas sin saber, sin mirar

distraído

y siempre al final va a doler

(que no tiene género ni clave ni punto)

y va a doler al principio

todos los días

y en el medio

cuando te ves solo aunque no lo estés

va a doler (duele)

como una alhaja rota en la panza.

 

Quizás

lo único que me importe es la impotencia

mía

ésta que sin embargo poseo completa

atada de manos, inerme

momia

hacerme a un lado, hermano esposo,

querido

(¿cómo?)

dejarte ir

dejarme pasar

cuando te veo

correrme así

nefasta

testigo involuntario

perpetua

condena iracunda

madre muda ojos gigantes

verte

verme

dejarte pasar.

 

Y aunque en esta historia haya fantasía

literatura

seguras mentiras para vos

para mí es una foto que tengo en las manos

no puedo no mirar

leer absorta

y tengo que callarme

cada vez que te veo

sonreír

escuchar

no sentir

congelarte

apartar la sangre

estar

a tu lado

contra la pared

sin más.


AmorAtada, km. 2016, Viajera Editorial 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy

el amor el niño