Buscame en París


Te dije
Estoy ahí
Te dije
Buscame en París
Cómo puede ser que no me hayas visto?
En la librería extranjera
(así son las verdaderas librerías, tierra franca, lenguas múltiples, distintas galaxias confluyendo aleph)
una tarde temprano el sol
bañaba el frente y llegué
perdida aluciné que entraba a casa
alguien había abierto mi cabeza, había jugado
a que exactamente sucediera
ese lugar, hogar de mí
libros cubriendo las paredes
libros que me abrazan
libros que caen acá y allá
se arrojan al abismo fuera del estante
más lejos, qué hay
libros me rodean me hablan silenciosos
susurran suspiran
sabés? son tan atentos!
Te miran esperando
letras abiertas, tapas dispuestas
ilustraciones que brotan y refrescan
libros antiguos como tesoros de piratas
ocultos tras capas y capas de libros que custodian
alardean de su saber, médula y corazón
volumen rematado en borde de oro
mayúsculas capitales ornamentadas
iluminación de arabescos entrelazados, flores de lis, frutos maravillosos, árboles, bosques enteros plasmados a tinta
ese perfume
mmmmmmmmmmmm
imprenta vieja, imprenta nueva
humedad de hojas que ansían ser despegadas, ahí
ahí mismo
no tengo dirección
ahí permanezco
a la mañana temprano apenas la luz quiebra la oscuridad biblioteca que sueña
los rayos entrando haces por la ventana
flotan las pelusitas, diminutos dientes de león
muy temprano
como si una fiesta iniciara con el día
me levanto del libro que soy
acaricio un piano viejo que no sé tocar
suena a pájaro escondido
busco mi cuaderno y postergo el café
pienso que debo escribirte
quizás te guiaste por un mapa
pero así no llegás a París
este país luciérnaga, farol letrado donde estoy
donde leo
donde espero tu hola, tu elección de papel
una carta manuscrita
de puño y letra
un poco de tu aliento viajero
para saber si estoy también en otro lado
si vivo desapareciendo entre libros
o cómo hacemos
para encontrarnos.

km. 2016



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

Hoy vi Grey´s Anatomy

diario de internación 1: la salida