Entradas

Mostrando las entradas de marzo 1, 2015

Dedicatorias #61. En picada

Imagen
El corazón es una pelota de esas que rebotan imparables. Transparente, de goma, cada repique es un golpe con la piedra de lo real. Mientras está en el aire, el corazón es feliz como una pluma de pájaro: olvida sus bordes, cree que el cielo y él son uno, que vivirá así, suspendido en la emoción de flotar. Cae y duele. Cae y duele. Cae.
Cómo duele. 
km. 2015

Dedicatorias #60. A gotas

Imagen
Me pregunto si a esta hora te habrás despertado, si habrás sentido que daba vueltas en la cama sin poder dormir, excitada pensando letras que visualizaba escribir. Acá estoy.  Escribo. Agoto mis posibilidades sintácticas. Me vuelvo deíctica. Endurezco mis manos, cultivo el hueco de la birome contra mi dedo. Me agoto. Dónde, dirás.  Acá.  Si no sabés encontrarme, si no me ves, voy a tener que interrumpir esta escritura. Es tan claro como mirarse al espejo (?) (eso nunca ha sido claro). 
No puedo hacerlo.