Dedicatorias #75. Tan tonta

Una de mis conversaciones con vos es sobre lo que sentís. Ahora me doy cuenta de que es mucho más fácil explicar lo sexual que el amor. Esto no lo busqué, me encontró. Sentir tanto no es cómodo, no es tranquilo, no se apaga cuando querés. Sentir tanto es una explosión constante, interna, estar revestido de una felicidad inexplicable y al minuto siguiente increpar, manos al cielo trágico, por qué yo? Me siento descubierta por los animales, los niños y los adolescentes. Me viste clarito, nítida, desde el primer momento. Como si irradiara un campo de sensaciones que suben y bajan, una montaña rusa a la que te podías subir. Cuando eso pasa, conectamos y empieza el viaje, maravilla la intensidad. Pero estar en mí... Uffff, demasiado. Rebalsa.
Por eso, te entiendo. Vos estás en mí. Yo quiero devolverme, no sé a dónde. Quiero reclamar, no sé a quién corresponde. Esto no es a dios ni al diablo, ni a los padres, basta de mitologías. No tengo ni una pista. Voy a tener que aprender mucho más. En todo soy considerablemente inútil, no sé qué pueda mostrarte, compartirte, más que este amor. Todos creen tenerlo, casi nadie lo conoce. Hay que vivir jugado (jugando) para que te toque. Y aún así, tan etéreo, tan frágil su pluma, tan castillo en el aire, que la razón lo apabulla, lo demuele. Tan intangible, tan álmico, tan fuera del mundo. Tan vos y yo, tan nuestro. Tan luz de mediodía, tan mar siempre, tan falto de distancia, tan ajeno al tiempo. Tan fugaz y eterno. Tan remolino y pavor. Tan estremecido, tan nuboso, tan éxtasis infinito. Tan girondo y marosa, leídos juntos y salteados, tan sabrosos. Tan Julio tan rico, y un poco Octubre, todo lo "bre" bravo, brioso, brotado verde de los meses. Tan nacer, tan escribir y componer. Tan animal, tan amor. Tanto amarillo. Tanto.
Tanto arriesgamos, tontos sabemos, vamos a perder, y no importa.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy