Dedicatorias #74. Madera


(...)
Ay, me dio sinestesias, me dio frío, me apretó con una mano la panza. Ay cuántas imágenes, ay, la tristeza como olor en un banco de plaza. Y yo, sin madera para ella, aunque cada tanto me tome como una ráfaga y mi agua se vaya en gotas de mar. La tristeza es húmeda, atenta contra la madera, mortales enemigas. No hablo de madera de árbol, tronco que necesita alimentarse y agua que se vuelve tierra húmeda. Hablo de la madera roble que nos hace, de la constitución madera del cuerpo, que suspira erecto para caminar cuando antes volaba o flotaba en un lugar. Soy de madera, extraño menosprecio en esa frase que destila perfume noble, que construye casas, refugios de la mentes arboladas. Soy de madera, necesito sol. La extrema humedad me carcome, hace pozos movedizos, tramposos en mí. Dame estrella, hoy, cielo calor. Te necesito titilando, latiendo en mí.

PD: así te digo lo que me gusta, madera yendo al pasto de la inspiración, al borde de la ruta, puedo rodar, ser dicha.

#dedicatorias, km. 2015

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

Hoy vi Grey´s Anatomy

diario de internación 1: la salida