Dedicatorias #55. Prenda


Insistís en preguntarme. Soy tu prenda. Tu alhaja, la vestimenta ígnea de tu cuerpo, tu signo de interrogación, el indicio de algo que evidentemente querés descubrir. Prenda imposible te buscaste, rebelde aunque sincrónica, amorosamente violenta, siempre sol. Me tiendo a brillar bajo tu pregunta. No sé nada, no tengo la menor idea. Mi cabeza es luz que ciega en torbellino. Soy muda. Las prendas no tienen lengua (saben contar historias, pero sólo con los sentidos: palpáme y sabrás). Busco en el ropero de palabras y en el número seis de los sentidos aparece listado: persona a la que se ama intensamente. Prenda, Real Academia Española. Todo está dicho, hay que callarnos. 
Sonrío, más desparramada y desnuda en la pregunta que vos mismo hacés y contestás.  


Comentarios

Entradas más populares de este blog

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy

el amor el niño