Dedicatorias #52. Rajadura


Dividirme en mil pedazos para ser Una, completa, dedicada a besarte sin restricción hasta que me duela la boca, Una para viajar juntos a donde sea y verte una mañana después de dormir abrazados. Aprender tu desayuno y tus silencios. Aprender tu noche y qué es una casa para vos. Qué es un sonreír tranquilo, satisfecho, qué es tu enojo o tu tristeza, ver tu rotura y acariciarla, hacerla mía, llevarla con gracia y con soltura. Una después de la fractura, Una fénix que se rearma y siente todo de nuevo. Una con la marca de la rajadura tatuada. Es inminente la falla que se volverá a abrir, a deshacerme. Nunca sería Una para crecer y conformarse, ese verbo me rodea como cadenas, jaulas, me da náuseas, no exagero, ahí muero y te pierdo, conformada, ahí ando zombie y funcional, para qué me pregunto, el corazón no me deja, me pega me revienta, se sale por la boca para sacudirme qué estás haciendo, por qué me expulsás así, a dónde vas.

km. 2015

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy