Entradas

Mostrando las entradas de noviembre 23, 2014

Dedicatorias 11-15

Imagen
11. ¿Qué pasa que no puedo devolverte el libro? Ando con él, lo cargo, lo guardo, lo acaricio. Sí, lo tocaste y respiraste sus hojas, estuvo pegado a tus manos, y yo no. Yo no. (parece que existiera al otro lado de la tierra, que fueran mundos paralelos, un agujero impertinente se abre y nos asomamos a la ventana, respiramos al mismo tiempo y nos reímos, respirando de nuevo, incrédulos)
No puedo más. No puedo con esta dedicatoria. No puedo devolverme (volverme a un lugar que ya conozco y está bien, no puedo volver porque soy siempre de viaje, en tránsito, no sé ser fija me desdoblo-desarticulo-desarmo, no puedo desamarme más, desconocerme, cómo evitarme).
Ahora no tengo la fuerza para dejarte ir, ignorarte como habría hecho, suelo hacer. No puedo dejarme morir irme ya ya escribir dedicar una firma antes de que no pueda otra vez más.

12. No voy a hacer nada al respecto, ya hice demasiado. No voy a tocarte: quizás te deshagas como un castillo de arena. No puedo matarte, desrealizarte así, con un toque, …

Sobre Mis Peores Poemas de Amor de Karina Macció por Viajera Editorial, Colección Bífida

Imagen
El amor es un juego de mediaciones que quieren hacerse reflejo, un querer reducir dos cuerpos a uno. CuandoMis Peores Poemas de Amorexplora el lugar del enamorado, lo hace mediante la idea de que es la lengua la que habla por el sujeto y no el sujeto a través de ella, sólo que desde una lógica de ruptura: la poesía de Karina Macció pelea por la apropiación del querer decir, por la invención de un modo de pensar la escritura que permita entenderla desde sus quiebres y darle una nueva forma al sentido. Los juegos, la pluralidad, lo no binario, son todas estrategias con las que el yo lírico no se deja definir por su lengua,sino que la transforma para decir con ella lo imposible. Es un trabajo que toma protagonismo por sobre el contenido mismo de la obra, ya que los límites del sentidoson puestos en duda a través de la técnica y la palabra. ​Todo esto se evidencia significativamente en la traducción. Traducir es, de cierta manera, apropiarse del