Entradas

Mostrando las entradas de septiembre 21, 2014

El incendio

Imagen
¿Y si todo se acabó?
¿Si somos incapaces de volver del enojo como de un incendio consumado?
¿Si nos arde la piel sin cesar y sólo mirarnos activa rayos que vuelven a quemar? ¿vuelven sobre la herida abierta, la piel en carne viva, el dolor irrebatible?


¿Si todo lo que amabas de mí
ahora se volvió en contra, y entonces cómo proceder?

Hago y más te quemo, más me hundo, más se cae Venecia, la ciudad pantano ya no hermosa, ya no poética, ya no entre nieblas que quiero despejar ya no sólo dejarte solo solo solo solo sin mí es solo no solo de mundo solo de mí solo de aquello que solía ser sol alimento del día desayuno compartido novedades del tiempo en el que perseguíamos nuestras carreras horas adulto-profesional la elipsis del amor la hipoteca social que tributamos cada jornada estoy harta es verdad yo también me cansé de este contrato inmóvil que parecía evocar altos valores soy baja soy lacra soy un desastre mutante por decir lo que siento se fue todo al carajo y ni siquiera empecé ni…

Escena de niña con bomba

Imagen
La escena es ésta:

Una nena, o niña si quieren (para hacerlo más neutral), muy bonita ella, muy arreglada, rubiecita, pelo perfecto, ojos de miel, blanquísima con algunas pecas, primero está seria, neutra, no se puede intuir lo que piensa, tiene las manos agarradas por detrás, no se ven, ella no se mueve. Hasta que con lentitud se desanuda un brazo y lo empieza a extender, el otro se acomoda a su lado, suelto, tranquilo. Morosamente las facciones de la cara sufren cambios, mínimos pero constantes: desemboca en una sonrisa torcida de un lado y un repentino brillo en los ojos, flashean las pupilas, destellan. Alguien podría llamarla “pícara”, o “traviesa”. Ahora se puede apreciar el contenido de la mano antes oculta, es una bomba, sí, de ésas como calcadas de un dibujo animado, una bomba redonda, una esfera negra con una mecha blanca y larga, reluciente, que cae a un costado, tranquila, segura. La niña permanece así unos instantes, parece una eternidad (uno esperaría más acción, ¿qué v…