Aunque grite basta me quemo

El cuerpo es la guerra
incontrolable
arde árbol naranja
enfurecido ojo
sus hojas brasas se extienden
me quemo
aunque grite basta me quemo
es adentro la procesión
la hoguera inesperada
aunque grite basta ardo
soy zarza soy bruja
las ramas rematan estrellas
los brazos constelan alientan
este incendio desbocado
quema con picos y palas
filos y lanzas
todo atravesado arrevesado
el cuerpo mártir 
en la profundidad del encuentro
se estigmatiza ardiendo
no cesa no descansa
su sentir
no para 
lo ardiendo brota
lenguas que crecen y flotan inflamadas
inflamable es el cuerpoguerra
batallo contra qué
para qué
quiero morir así, lo ves 
así, sintiendo todo
sintiendo entera, completa
la vida que me queda 
arruga tersa 
quemada
me desarmo
me penetro
me aúllo
soy cenizas
en la tierra.

km. 2014


Comentarios

Entradas más populares de este blog

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy

el amor el niño