15 años

























15 años, primera vez, voy a bailar
me escapo nadie sabe no me dejan
voy a la noche mayores de 18
–no razonar, desaparecer–
entro igual, parezco de 20
15, 16, 17, me voy a bailar
palladium, retro, new york city, the embers, b. a.
noche tras noche nadie sabe dónde voy
hay un tema que gritamos todas juntas
con la mano levantada saltando con plataformas en el medio de la pista
–cuando tenías que estar, te echaste a correr–
no había amor, no sabía
el sexo era matarse en el reservado
a las 5 am la parte nacional y todo es negroblancovioleta
–lo que hiciste en mí–
a las 6 prenden las luces, nos encandilan
con las manos de visera irnos a desayunar y después dormir hasta el almuerzo obligado
–no tiene perdón–
los días arreglados-encadenados hasta la noche
del lunes al jueves es esperar el viernes el sábado
lo único mío
bailar medio desnuda la noche tecno-nacional
–y yo sé que me siento–
bailar sola con amigas rebotar pibes a morir
–más fuerte–
eso iba a acabar, se acaba
ahora

Otra noche
vos me miraste
–no sé más quién soy–
me clavaste en el piso me activaste
tus ojos fijos en mí, rayos
que te miren tanto que te deseen
–no tiene perdón–
y vos también
–me hiciste sentir –
con las chicas ya nos íbamos y vos nada, congelado
–no tiene perdón–
Dije voy al baño, gano tiempo, me seco el sudor, me arreglo
dibujo los labios, mojo el pelo, vamos vamos que ya fue
–de qué te reís–
Dale vamos nena, y yo esperá
–no sé más qué hacer–
me miro
invoco un momento John Huges, el espejo me da el ok
jean lycra encajes –no sé más quién soy–
nos vamos nos fuimos nos estamos yendo
te quiero hablar pero no
–lo que hiciste en mí–
salgo y no, no te veo, nos vamos chau chau
y de pronto
emergés
la oscuridad ultravioleta te brilla la remera el pelo largo los ojos grandes
¿Te vas? me decís con la mano en el bolsillo de tu jean roto, deshilachado.
Me voy.
No (ordenás)
Sí.
Me voy.
Dame tu teléfono (me agarrás el brazo)
Con delineador rojo deshecho te escribo el número en un pedazo de papel arrugado.
No miento, estoy nerviosa, me atolondro.
No sé tu nombre, te dejo el mío.
–no sé más quién soy–

Domingo-no-pasa-nada-el-día-más-largo-del-mundo-años-siglos- hartazgo de la siesta y las
facturas
No tomo mate, sólo café
Estoy leyendo o escribiendo
Estoy grabando música en cassettes
Pienso en vos, me obsesiono
Te habría besado
Y no, no pasó
Mi hermano me grita desde el living con desprecio
te llama un pibe
–te echaste a reír–

Y así empezó lo que vendrá.

Mucho tiempo atrás, te dediqué la canción
vos sabés
de verdad la letra siempre dijo
con tu amor.



km, 2014.
Para Minuto Charly de Siempre de Viaje

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

Hoy vi Grey´s Anatomy

diario de internación 1: la salida