ida ida ida


Me habría dejado morir simple
sin pena -que es "amarga"
en el remolino espumoso que me arrollaba
                   m  u  e  r  t  a
el desmayo de Teresa en el cuerpo
pesada pero suave
la seda forrada de mármol
el aguamar salino roto, golpeante
piedras que estallan en los ojos
(como arde, no miro)
no es oscuro sino brillante:
     fuegos
estrellado que no se puede mirar
la * cabeza * de * estrellas * fulgentes *
qué cristo otra vez en la imagen
es el transmutar constante
lo que veo que sentí
al ahogar dulce de sueño
(vislumbraba: mar murante oído)
en el manstorm que agota
gota a gota primero, sangría
a chorros después
me voy.     ni siquiera
ida
ida
ida
sinnombresel mar
sin nombres, dije -no lo puedo decir
ahora te veo
tercero
el otro yo que viene a rescatarme:
"A falta de Uno, Dos": me hice otro, el repuesto, el original
la mano firme y tarántula
el manomundo que tira
un tractor hacia su boca chata, lisa, caminante
la boca de amor separado siempre
porque aunque quiera, no puedo-(en el mismo verbo choco y lo dije tanto)

el abrazo tan ficticio de mi cuerpo

marmuerto

Pirata, km.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy

el amor el niño