Reseña Ferina por Delfina Muschietti

Ferina transcurre ferozmente contra la lengua, busca la forma de ser “capaz de inyectar cuerpo a algo”: contra la delgadez del lenguaje y del sentido, chorrea, desborda, corta, huele. Experimenta ser la inminencia de otras lenguas, propone otro modo de pensar el cuerpo, la relación con el otro, las lenguas maternas. Busca maternizarse, sacar de sí su propia lengua. Persigue el deseo de Rimbaud: “hallar una lengua”. Y allá va cortando las letras, interrumpiendo el fluido del sentido común, rearmando la escena familiar, la de la pareja, desangrándose. Es difícil seguir a Ferina: requiere el pulso firme y lo ojos sutiles, vagar entre cortes abruptos y perfiles laminados, sin encontrar certezas. Pero vale  la pena acompañar su intransigencia y buscar con ella la desobediencia a las posiciones binarias y ver en el hueco que se abre el cielo límpido y feroz de la poesía.



Delfina Muschietti

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy