Entradas

Mostrando las entradas de diciembre 8, 2013

pepitas de luz

Imagen
Verde a millones, vivos, pepitas de luz, blancas amarillas doradas, monedas de hojas, ojos, marrones, ocre, sombras, ojos morenos, pavorreales esparcidos, titilan, es eso la vida: un pálpito un temblar constante y tenue, un hálito de aire fresco, mentolado, eucaliptus que se cuela en mi sangre
                                                                              soy verde
una planta liberada                              soy verde y tierra
                                                                                                              al fin puedo d e s c a n s a r
mi cabeza hecha de cabecitas que respiran, que huelen que se agitan alas, suaves, tiernas puedo tomar todo con cada ranura de mi cuerpo:
             soy desnuda
                                                                          verde completa paleta verdolada puedo sentir sin interrupción soy una y soy                                        mil     mil      mil     mil      mil      mil soy…

Karina Maccio en Arrancándonos la piel

Lectura festejo en Arrancándonos la Piel

Imagen
Si te perdiste este ciclo todo el año, mañana festejan el cierre con lecturas de todos los que participaron. ¡Allí estaré! Los espero, km.


subterráneo 3

Imagen
(viene de subterráneo 2)


Mi audiencia principal es adolescente, de todas maneras. Quiero ser una heroína adolescente siendo yo misma una adulta no reconocida o reconocible. El ascensor nunca viene, excepto cuando estoy cerrando la puerta de nuevo porque olvidé algo (50% de las veces). Dos veces salgo, dos veces, a veces, vuelvo a subir. Dos veces me arrepiento de volver a salir. Me entretengo pensando excusas creíbles y he llegado a ser una gran pensadora de excusas que nunca utilizo. También afirmo que la credibilidad no está en el discurso. ¡Eso es absurdo! Es el decir lo que cuenta, el tono, la expresión. Por teléfono, las pausas y las leves inflexiones, el respirar, eso es lo fundamental.

Odio llegar tarde, y sin embargo, el 70% de las veces “llego tarde”, “estoy llegando tarde”. Siempre hay una brecha de tiempo en la que no sé si llegaré puntual, justo sobre la hora, o simplemente, tarde. Corro, me agito, aunque no tengo dónde correr: Corro, me agito. Mi corazón late desmedidamente ráp…