Entradas

Mostrando las entradas de noviembre 3, 2013

el fuego el límite

Imagen
El fuego
El límite El qué ¿Qué es eso que quema, que se quiere agarrar y no se puede? –“no puedo”, escribí, quizás yo no puedo agarrar.
El fuego El límite ¡Es tan lindo arder cuando el afuera se repliega y es dosuno dosuno apelmazado, y no hay más nada más que esa carne caliente y ese corazón agitado! (un solo corazón enardecido, doble, perfectamente encastrado)
El fuego El límite ella escribe el fuego de la creación ella dice que la rosa sigue siendo rosa aún incendiada hecha cenizas (si no se la toca, permanece incólume, grisnegra, frágil como un ala de libélula) ella, de todas formas, ignora el calor que arrasa para destruir –inmediatamente crear crearse ella misma haceRSE SERella reacomodarse misma ella sola destronando el calcado de otro cuerpo sobre ella ser ella ella sin antecedentes ni literatura sin sangre eso es imposible pero puedo comprender este incendio yo también quemada vuelta a empezar y a la mitad darme cuenta que era igual (2 + 2 son 4 pero parecen 5) igual a algo anterior pero además distinta porque v…

mientras escuchás las sirenas

Imagen
no puedo creer tu coherencia irrevocable, inextricable, inexpugnable sos un castillo una firma un muro de lamentos tu cabeza una sucesión de errores tan divertidos cómo perdértelos, no? tigres al acecho, relamiéndose al menos podrías haberte protegido me mata tu desnudez tu imposible inocencia inconcebible tanta tan tarada razón tuya podrías haberte evitado la muerte a los 30 no era necesaria no era un destino sólo  un apagón

(atarte de manos y de pies mientras escuchás las sirenas te vienen a buscar, vienen por la calle no nadan vuelan, vienen volando hasta el abasto a buscarte no hay guarida que te guarde vienen por vos sin más vienen cantando cantando gritando porque no vas a dejar de escuchar lo que hay que oír, bastarda, lo vas a escuchar, si no tuviste nombre, lo vas a saber, si estás acá por equivocación, lo va a saber, si sos una deformidad irrebatible, lo vas a saber, las sirenas no mienten y al final siempre llegan, es su obligación, su misión, te vienen a buscar no hay r…