Del amor despechado (día 1)


No voy a aceptar un beso desabrido
sin contenido.
No tenés voz para respaldarlo.

*

El amor no puede caer en el automatismo.
Apenas sí lo soporta la escritura.
El Amor es el Amor, siempre mayúscula, con nombre propio.

*

No podés pasar de alabar mi pelo
a ignorarme por completo.
No soy un negocio que apaga la luz.
Odio que alternes entre los gestos más desinteresados
y los más punzantes.
Así el odio no termina de decantar.

*

Me prendo y me apago con la fragilidad de una vela.
¿Y qué?
¿Por qué se me ha de juzgar?
La vela alumbra, calienta, enamora.
Una sola vela puede ocasionar un incendio trágico
si no se la contempla.

Comentarios

Bodega dijo…
Hermosas líneas. Mucha expresión en pocas palabras. Me gustó

Entradas más populares de este blog

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy

el amor el niño