Me Manifiesto!


Primero uno escribe porque sí, porque como dice Rilke, lo necesita. Nada más. Nada más tiene que importar. Porque escribir es algo que se encuentra, que te encuentra, que surge, nunca algo que se hace desde una voluntad razonada. Esto puede estar en un segundo momento, pero nunca en el primero.
Yo escribo porque sí.
Yo escribo porque no puedo evitarlo.
Yo escribo porque me rompo.
Yo escribo porque me construyo.
Yo escribo porque puedo sentir que hago cosas con las palabras.
Yo escribo porque siento las palabras como latidos o golpes en mi pecho.
Yo escribo porque tengo que hacerlo.

Segundo, nadie se queda con lo anterior.
Escribo para otro, que primero soy yo (mi otro yo, el que me critica, me sonríe o me pregunta) y después es otro. Escribo para vos, en un sentido general. Para cualquier vos que haya por ahí. Escribo para todos los que lean. Y quiero que lo hagan. Si alguien no me lee, no existo. Pero siempre va a haber alguien que me lee. No importa si es uno sólo. Siempre va a haber otro.

Tercero, el otro no me condiciona. No puede hacerlo. Deseo al otro, quiero enamorarlo, atraerlo, atraparlo, golpearlo, alegrarlo, pero el otro no es mi cárcel. Mi cárcel es mi otro yo. Ya tengo al otro adentro mío. El otro de afuera es uno más. Y no puedo escribir según lo que ese otro espera. Qué sé yo. Si apenas conozco mi yo, al otro yo, y a algunas partes de mí. Qué voy a saber del otro... No, el otro está ahí. Y quiero llegar a él, pero nunca voy a tratar de complacerlo. Solamente, seducirlo.

Por ahora, es todo (casi nada)

K

PD: este texto fue leído en la clínica de La Juntada de la nueva poesía argentina, organizada APOA. Compartí una muy interesante charla con todo el público. Agradezco la invitación y a todos los que fueron!!!!!!!!! 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

Hoy vi Grey´s Anatomy

diario de internación 1: la salida