Pinocha

Ayer estuve en Poesía Manuscrita en el C. C. San Martín, acá lo que leí.



ya no puedo más que referirme
referirlos
ellos tallan mi cerebro
incursionan sus palabras
recursionan la mirada con palitos en los ojos
y todo lo que dejan afuera
me sugiere
significa
una máquina de madera
un robot con corazón
Pinocho soy, en el mejor caso, cuando siento
en el peor
funciono, quizás, adecuadamente
hablo, camino, razono troncos y construyo humo
en cambio, estas voces
se me escapan
lo que sirve
se me escapa
demasiado ruido, interferencia
parece imposible oír, demodé
lo IN es mirar, prejuzgar, declarar
usar pocas palabras y todas mal
con mal tono
con vocativos horribles de la lengua robot
(¿por qué es tan feo?)
(¿quién hace estos programas?)

(ahora veo que no sale poema, debe ser prosa)

Tengo que escribir derecho, sin cortes,
 ¿alguien alguna vez podrá
entender a la poesía?

palabra por palabra
no necesitás
un diccionario

pero, qué dice esta mujer
¿grita esta mujer?
está  reprobada
¿qué grita?
no sé, es maléfica
¿por qué?
está hechizada
¿por qué?

O solo puedo reproducir
un habla
porque pude oírla
tal vez
en algún momento
vuelve a mí dictada y aunque quiero
no es poética
se corta
no es prosa
se corta
una vena con cuchillo
(nunca probé)
se corta
lo he visto
se ve en las películas
se corta
(gracias por decirme cómo mirar, cómo cortar)
(serrucharme los ojos frescos, los versos)
(quizás, después de todo,
te odie
pero como se odia a los padres o a los maestros
algo siempre
se desea)
y la música
aunque se corta
hay que escuchar
música
un bebé canta antes de hablar
baila antes de caminar
vive en el aire de la música
y parece que crecemos para llenarnos
de cera los ojos de corcho los oídos
atrofiar los movimientos y asegurar
la nada
es nada y ya
es todo y ay
es un estribillo que se repite
el sentido es tenue
como a veces
el amor
es tenue
apenas se siente
en la vorágine del día el amor
es un hoyo de alicia
tenue
me escabullo en esas letras dispares
amor hoyo
ya no pretendo ya no tengo que ser persona
(no quiero)
ciertas cosas son mejores y también
se escurren entre las manos
ciertos dones son mejores
que ser la princesa más bella de un reino dormido
ciertos dones parecen más una pesadilla
una carga maldita
una complicada teoría una condena social
ciertos dones parecen imposibles
tan tenues
hay que dejarse
abandonate de una vez
sentí /senti
(como decía mi nona)
sentarse y sentir
sentarse y oír
te puede cambiar
porque es cierto, es real
hay libros
existen hechizos
para volver a Pinocho
un niño de verdad.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy