Ya no sé qué prefiero


Ya no sé qué prefiero
¿Antes? ¿Ahora?
Quiero Salirme Quiero Irme
              de mí
           hacia vos
aunque no sepas que estoy
pero en realidad sí
quiero que estés
para mí (completo, absoluta entrega del ser)
todo parece estúpido sin tu contrapunto
todo –no parece– es-es-es-tú-pido
¡sí!
PIDO
porque lo único que hago es pedir algo imposible
pido grito ¡PIDO! como en la mancha
pido que se detenga el juego
pido
porque no sé qué juego es
cómo seguir
pido que se me explique qué está pasando
qué es esta reacomodación de pronombres y realidades
qué es esta nueva cotidianeidad
pido un momento de quietud, congelamiento total
que todos se queden en su lugar y yo pueda recorrerlos
examinar la efigies congeladas que me reflejan
ver si me encuentro si el tiempo se detiene
si vos dejás de hablar
de mirar de tocar de acercar-------TE-------ME                 (teme)          (mete)         (meterte en mí
                 me       da miedo)     (temo el mete)
(por eso, saca, pierdo)           (tengo que sacar)
                PIDO 
no puedo seguir moviéndome sin saber qué tablero es éste
qué piso enclenque y espejado transito
quién me llama
quién me dice qué soy qué papel hago
¿mancha o manchada?
PIDO
porque ya ni sé escribir
ya no entiendo para qué
escribir este estar es
idiota    (el ridículo del amor, de la infatuación)
necesito salir
                          por eso               
                                                                  PIDO
alguien que me saque que me extirpe que me lleve a otra parte (¿qué es otra? ¿otra más?
¿no es ésta la otra?)
alguien (¿otro más? ¿otro caballero andante? ¿en qué siglo vivís?)
un piadoso un mago
alguien que me rompa
que me rescate de mí
que me vuelva a armar
que me re-haga bien   (“bien”, claro, con esta idea vas perdida, definitivamente, perdida)
que después se caigan todas las erres y no raspen más
que yo sea nube y viento envolvente
que yo sea voz
que yo sea
                Pedida
y me amen nueva, lúcida
y que no haya nunca nunca nunca
nunca más
mundo.




PIDO
en vano
porque el grito de pido es gesto infantil y ya pasó. It´s been ages since...
you know

Eso fue ANTES
cuando no sabías que habría un después que sería un AHORA
inescrutable
sin forma
presente.


¿Sabés?
Es verdad.
No hay forma.
Esto –indecible, borrascoso–
me come por dentro.

No puedo Ya
elegir.


La Pérdida o La Perdida, km, Viajera Editorial, 2008.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy