como bolsas en los ojos



(Lo más difícil es verme) (¿Cómo puedo juzgar después de esto? –esto es la vida que voy haciendo, que voy tramando- Lo único que salva es dar, quizá en la entrega animal se haga magia, se genere vida de-en la vida, un extra, una vidita como fuego fatuo, un calentarse fugaz las manos en un día congelado, una sonrisa en medio del supermercado entre miles de productos que en el fondo son lo mismo, nada)
(Lo llamado real es oscuro, a la luz diurna es más oscuro por claramente aparente, como si pudiera intuir la matriz, la calidad de proyección tercermundista que hace el alrededor)
(No puedo mentirme más) (si hay un libro escrito para cada uno, hay que mirarlo, abrirlo y leerlo)
(a esta altura, por qué se empeñan en creer que el oro/la plata/el metal es algo más que un símbolo?) (la obviedad me aqueja pero lo obvio es terriblemente incorrecto, absolutamente superficial y está prohibido para cualquiera con un mínimo de decencia) (todos los conceptos están abiertos y mezclados, alguien, con paciencia histórica se tomó el trabajo de abrir y cerrar estas bolsas, alterando su contenido) (lo democrático es un ejercicio intelectual con panza llena y buena dicción, ¿cómo resistirse?) (sin embargo, soy la persona más optimista que conozco, nada me parece bien y me río todo el tiempo) (la gente, humana, me sorprende, comprendo tan poco que vivo en lo raro y lo fuerte) (los ojos se me abren por demás, también quiero dormir y dejar de soñar) (quiero dejar de ver porque me pongo como una niña consentida, es decir, ver me obliga a crecer como un árbol, poquísimo todos los días, imparable, fuerte y asediada por parásitos. No ver es interrumpir el sol, el agua, y por ende, el crecimiento) (Nunca creí que salieran estas letras y de nuevo, ¿quién soy yo para expresarme? ¿quién soy yo para prohibirme?) (los finales son brutalmente ficcionales que me parecen en extremo forzados , igual que pensar la muerte en un ataúd y eso –esa parafernalia– como punto final) (es el suspensivo el que produce fascinación, pero su abuso es coartada, sus escritura es violación, porque permanecer en suspenso es abstenerse y eso es absolutamente difícil, casi como caer todo el tiempo y romper pisos de aire) (el deber de dormir es para abrazar el cuerpo calibrando su ritmo, la respiración pura, sin ninguna obligación sin ninguna estructura de pensamiento, libre, respirar puramente es ser libre)

km, 2010

Comentarios

Valen dijo…
será una parafernalia pensar en lo del ataúd cuando no se puede respirar libremente, ni dormir? digo, sólo digo jaja.. muy bueno, kari, como todos tus escritos.

te paso mi blog, qué gracioso, si me lées dos veces por semana, pero quiero estar en tus "relaciones amorosas"

www.valenicanoff.blogspot.com

Entradas más populares de este blog

Te veo ir de un lado a otro

Hoy vi Grey´s Anatomy

diario de internación 1: la salida