c a b a l l a


El cuento de la caballa



Trabajar lo blando
lo más costoso: una víscera
un hígado, menudos de pollo
¡qué tonalidades opacas!
mis manos se pierden
desmenuzando
la caballa.


Una vez, hace mucho tiempo,
una animal gigante
ella
-la Caballa-
se escondió en una lata
por asustarme
no más
me hundía en ella para siempre
madre me daba
su olor como sangre
me transfusionaba
en monje pescador.


Y recuerdo la enseñanza:
el olor a pescado es lo peor
indescriptible
millones de familias
en pescaderías hospital
a comer tratando de inoler
de vencer al pez que vive
peza
que incuba y despierta.



De Impresos en Rojo
2003-2004

Comentarios

Mariana dijo…
che, esta foto está buena porque parece que atrás está tu gigante.
Y vos tan chiquitita al frente...
(¿por qué nadie te lo dice?)
Karina Macció dijo…
Gracias! Yo pensaba lo mismo
:)
. dijo…
donde donde temrina la caballa y empieza la lata?
donde donde termina nuestro nombre y empezamos nosotros?

un olor como a recien nacido nos sale por los poros entre menudencias. salir del mar, para entrar en otro mundo, mundo lata.

l
Ju dijo…
Y la carta de presentacion????
donde taaaa????
Ju dijo…
Y la carta de presentacion????
donde taaaa????
Mariana dijo…
se la llevó el gigante, queridos.
el gigante...!

Entradas más populares de este blog

diario de internación 1: la salida

Hoy vi Grey´s Anatomy

el amor el niño